Voluntariado para el Cambio -Resultados concretos

La FCV tiene una destacada experiencia en la coordinación y organización de actividades educativas usando para ello la metodología de la educación no formal, dedicadas a los temas del voluntariado, al aprendizaje intercultural y a la cultura de la paz.

Además de evaluar el grado de satisfacción general acerca de los principales elementos de la actividad y el logro de sus objetivos, la FCV aspira siempre a evaluar ciertas competencias específicas relacionadas con los objetivos generales de aprendizaje de los propios participantes.

Recientemente, en ocasión del seminario internacional «Volunteering for Change», que se celebró en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) del 3 al 10 de noviembre, la FCV pidió a todos los participantes completar los formularios de evaluación final, en los que se les preguntó hasta qué punto las actividades del seminario fueron útiles / apropiadas para la práctica de las siguientes 7 competencias: habilidades comunicativas, habilidades interculturales, autoconfianza, iniciativa, aprender a aprender, habilidades lingüísticas y habilidades de trabajo en equipo.

El resultado de los 19 formularios de evaluación fue claro: todo el grupo practicó las 7 competencias mencionadas con un promedio de 4.21 sobre 5, en el que ‘5’ indica la total utilidad de las actividades para practicar dichas competencias y ‘1’ significa la falta absoluta de utilidad. Las respuestas indican que el seminario ayudó, ciertamente, a practicar sus competencias interpersonales y sociales, tales como la comunicación interpersonal (4.42), la confianza en uno/a mismo/a y la capacidad de trabajo en equipo (4.26 cada una), así como el sentido de iniciativa (4.32) hacia su propio proceso de aprendizaje.

Las otras 3 competencias, con valores ligeramente inferiores, se refieren a la comprensión e interacción con personas de otras culturas (4.21), a aprender a aprender (4.05) y al desarrollo de habilidades lingüísticas (4). Que estos resultados sean tan positivos puede deberse al hecho de que la mayoría de los participantes en el seminario realizan tareas de gestión, supervisión y tutoría de programas de voluntariado, cuentan con habilidades lingüísticas y ya han participado en diversas actividades internacionales de aprendizaje no formal.

Como organizadores estamos, por un lado,  satisfechos por los resultados, pero, por otro lado, somos conscientes, de que el seminario podría haber ofrecido más espacios para el aprendizaje del grupo si todos hubieran participado más en la configuración del programa, en la definición de los contenidos y en el propio proceso de facilitación, lo que hubiera ofrecido a todo el grupo una experiencia de aprendizaje todavía más estrechamente relacionada con sus necesidades específicas de aprendizaje y con su experiencia.

Andrei.