Viajando a tu pasado en lugares nuevos

Tener amistades internacionales amplía tu mundo, dándote diferentes ideas y perspectivas sobre la vida, haciendo del mundo un lugar más pequeño.

Hice amistades durante mis 26 años de vida de varios países. Viví en Milán, Italia y en Newcastle, Australia antes de venir a Barcelona, ​​2 años en total. He viajado a más de 25 países. Mientras vivía en Antalya y Estambul en Turquía, contacté con extranjeros, ayudándolos, aprendiendo de ellos para hacer amistades. No como en los viejos tiempos, ahora la tecnología te está dando la oportunidad de mantener tus contactos. Hoy en día es más fácil mantenerse en contacto con tus amigos, a pesar de que estén en otras partes del mundo, con redes sociales, correos electrónicos, WhatsApp, etc.

  Comencé mi EVS en Barcelona en la Fundació Catalunya Voluntària el 8 de julio. Las primeras 6 semanas ya conocí a mucha gente de diferentes países de la ciudad y en la oficina. Mientras tanto, tuve la oportunidad de reencontrarme con 4 viejos amigos. Fue muy emocionante volver a verlos y hablar sobre su vida y nuestro pasado para recordar recuerdos (Jon del País Vasco (Milano 2011), Cristavo de Oporto (Antalya 2012), Bence de Hungría (Antalya 2012), Dídac de Barcelona (Milano 2011)

  Durante el primer mes, tuve la formación a la llegada EVS en Cádiz. Me encontré con 22 voluntarios de 12 países diferentes que todos ellos viven en diferentes lugares de España. Al mismo tiempo, hablé con mis viejos amigos. Así que fue el momento y la oportunidad de visitarlos en diferentes lugares. Cogí 9 días libres para descubrir nuevos lugares de España y Portugal. El plan principal era ponerse al día con los amigos en cada pueblo donde viven. Contacté a mis amigos y, por suerte, tuvieron tiempo libre para verme y para hospedarme.

Comencé mi viaje en Oporto el sábado 26 de agosto. Tengo 2 amigos portugueses; Luisa y Diogo. Los conozco desde Antalya, donde estudié. Estaban haciendo Erasmus allí en 2012. Diogo me hospedó durante 2 noches en su casa. Luisa me invitó a cenar con ella. Hicimos un recorrido por la ciudad. Descubrí que Porto se parece mucho a Estambul donde crecí. Probé vino de Oporto, comida local como: Francesinha y Pasteis de Belem. Salí de Portugal el lunes y fui a Santiago de Compostela, Galicia. Me encontré con Muhammad de Egipto. Fuimos a un pequeño y dulce pueblo llamado Noia, donde viven las 2 chicas de la misma formación de EVS a la llegada: Lucie (Francia) y Ana (Rusia). Me hospedaron durante 2 noches. Comimos el famoso plato de pulpo. Más tarde visitamos los famosos e sitios interés de Santiago. La siguiente parada fue A Coruña, que es una ciudad al norte de Galicia con un gran puerto. Dora, de Hungría, me hospedó allí por una noche. Cogí un autobús a la mañana siguiente y fui a Gijón, Asturias. Barbara, de la República Checa, y Christina, de Grecia, se encontraron conmigo y me mostraron por la ciudad. Probé la Sidra con ellas. Fue un momento estupendo para volver a vernos. Disfruté de su hospitalidad, que con mucho gusto corresponderé en Barcelona o en Turquía en el futuro.

 

Luego, fui al País Vasco a Bilbao el viernes por la noche desde Gijón. Me encontré con Bronwyn, de Inglaterra, que vive en Barcelona. Decidimos ver Gaxtelugatze (Dragon Stone) donde se rodaron algunas partes de la serie Juego de Tronos. Cogimos un autobús desde Bilbao a un pequeño pueblo llamado Bakio donde tuvimos que caminar hasta la Piedra Dragón. Antes de hacer senderismo, decidimos nadar y relajarnos en una bonita playa del mar Cantábrico. Hicimos una excursión de 3 horas para llegar a una iglesia en la parte superior de la isla y, finalmente, tocamos 3 veces el timbre de la iglesia, que es una tradición local.

Acampamos cerca de Gaxtelugatze durante mi última noche. Entonces, este fue el último día de mi viaje. Mi amigo vasco Selene, con quien compartí piso en Milán mientras hacía mi Erasmus en 2011, vino a buscarnos con su coche. Fuimos a un pequeño pueblo llamado Ondarroa para recoger a Ibon, que es otro amigo que conocí en Milán. Almorzamos juntos y nos divertimos como hace 6 años juntos. Fue un momento maravilloso el ver a mis viejos amigos en su ciudad natal. El destino final fue San Sebastián. Selene nos dejó allí y nos deseó buen regreso a casa. Dimos un paseo corto con Bronwyn por la ciudad y disfrutamos de las vistas. Ya era hora de tomar nuestro vuelo de Bilbao a Barcelona.

Finalmente, llegué a Barcelona con una gran sonrisa en mi cara pensando en el increíble viaje que tuve. ¡Los recuerdos más bellos del viaje fueron experimentar los momentos con los amigos que hice de todo el mundo!

Alican