Una semana como voluntaria

Mi EVS en S&G fue probablemente el más corto de la historia, solo una semana, cuando se esperaba que fueran casi dos meses.

Cuando tomé la decisión de regresar a mi país (España), no fue fácil, porque mis días en Turquía fueron simplemente maravillosos. Descubrí una cultura completamente nueva; probando diferentes comidas, conociendo gente local y extranjeros, aprendiendo algunas palabras en turco…

Y lo más importante, estaba siendo voluntaria por primera vez en mi vida, y me encantó, las actividades, cómo me sentía haciéndolas y las cosas que estaba aprendiendo, mis compañeros (Roque, Viktor Baba, Gabriele…).

Este coronavirus, que está afectando a todo el mundo, interrumpió mi experiencia en Turquía, pero me dejó con ganas de volver a este increíble país, para hacer otro proyecto de voluntariado y, por supuesto, me dio mucho aprendizaje y buenos sentimientos.

Esta ha sido una aventura corta pero divertida que estoy segura recordaré para siempre.

Görüşürüz!

Maria