Una gran experiencia que recomiendo a todos los jóvenes

Buenas!

Me llamo Robert, y durante un año he estado viviendo en Lębork, un pueblo al norte de Polonia. Allí estuve trabajando como voluntario en uno de los proyectos de la Unión Europea. Mi nivel de inglés cuando empecé no era el mejor, pero al estar las 24 horas del día hablando en inglés he aprendido mucho.

No sólo he mejorado en idiomas, sino que también he aprendido mucho de la vida y de mí mismo – sin duda ha sido una gran experiencia que recomiendo a todos los jóvenes. Pero lo que más destacaría de mi experiencia en Polonia, además de la hospitalidad polaca, es el descubrimiento de algo que liga mis pasiones: los bares de karaoke. En Polonia diría que puedes encontrar fácilmente un buen karaoke y el estar allí con un buen grupo de amigos, y no importan nacionalidades, creencias o diferencias culturales, allí todos disfrutábamos haciendo el tonto sin importar si cantábamos bien o no. Además, Varsovia y Cracovia son ciudades preciosas para visitar.

Ha sido genial haber hecho algo así; ahora tengo una larga lista de países que visitar donde me esperan grandes amigos. Sin nada más que añadir, les deseo a todas esas increíbles personas que he conocido una feliz vida.

 

 

 

 

 

Robert