Together…we can!

Después de un año intenso de trabajo con el objetivo de entender y comprender qué es la cultura de la paz, y promover el desarrollo de habilidades, capacidades y estrategias para llevarla a cabo en nuestro día a día, llegó la conclusión del proyecto a Serbia.

Durante el primer día, los participantes de los diferentes países compartieron cuáles habían sido los resultados del proyecto, y volvimos a recordar lo que habíamos aprendido sobre la cultura de la paz, sobre la importancia de ser tolerantes y empáticos con todo el mundo, por muy diferente que la otra persona sea nosotros e independientemente de su cultura, religión y contesto. Una conclusión fue evidente: las diferencias nos enriquecen, y por los conflictos siempre podemos aprender, mejorar y, incluso, desarrollar habilidades para aprender a gestionarlos mejor y mejorar nuestra realidad presente y futura.

El segundo día, los representantes de los diferentes países compartieron ideas para llevar a cabo en nuestros países, lo que habíamos aprendido gracias a la participación en el proyecto. Así, llegamos a la conclusión de que los talleres y otras dinámicas eran una buena manera de transmitir estos ideales. Además, es importante que utilizamos la educación no formal para promover este tipo de valores sociales, y que, poco a poco, logramos incorporar este aprendizaje en la educación formal para así, a través de los niños y jóvenes, crear una sociedad mejor. Al mediodía, fuimos a presentar el proyecto al Ayuntamiento de Krusevac, donde fuimos recibidos cordialmente. Por la tarde, exhibimos nuestras iniciativas en una cafetería con imágenes y música.

El tercer y último día, creamos un espacio para compartir las ideas y motivaciones que teníamos cada uno de nosotros para llevar a cabo de futuros proyectos, hasta que, finalmente, llegó la hora de despedirnos, con cierta tristeza por haber llegado el final del encuentro, pero con la alegría y felicidad por haber podido compartir este espacio con todos y por haber podido ampliar nuestra red de contactos con el fin de poder cooperar, juntos, para crear comunidades más tolerantes y respetuosas las unas con las otras.

Elisabet Vives

Participant en l’esdeveniment