Sustainability as a living paradigm experiencia

Este mes de octubre hemos estado ocho días en Chipre y nos gustaría  compartir nuestras emociones y opiniones sobre esta increíble e inolvidable experiencia.

Nos gustaría empezar hablando del tiempo, que ha sido excelente, mucho sol por las mañanas, una temperatura increíble, incluso hemos tenido la oportunidad de ir a la playa de Limassol a bañarnos aunque hemos estado alojados en un pueblo de montaña llamado Pedoulas. Las vistas desde nuestro hotel eran increíbles. Teníamos muchas montañas alrededor y como estábamos a gran altura las noches eran súper hermosas ya que podíamos ver muchas estrellas.

Nuestro Erasmus fue sobre la sostenibilidad. Hicimos muchas actividades relacionadas con ella en las que hemos aprendido mucho, más de lo que esperábamos, sobre todo porque cada uno de los participantes compartió sus tips, experiencias y conocimientos que después del viaje podemos aplicar a nuestra vida. Por ejemplo, hablamos de Fast Fashion, de cómo reciclar, consejos para ser más sostenibles en nuestro día a día, también hicimos una actividad que nos gustó mucho, se llamaba Plugging, y consistía en ir a recoger basura en la zona del bosque ya que estábamos en la montaña, así que pasamos toda una tarde limpiando, en total sacamos 14 bolsas de basura. Fue muy impresionante verlo en persona y darnos cuenta que esa cantidad de basura no era ni el 1% de la basura que hay que sacar en Pedoulas.

Personalmente nos parece super interesante, hemos aprendido mucho. Hemos tenido la capacidad de desarrollar nuestras habilidades con el inglés, también pensamos que es súper importante conocer de primera mano las culturas del mundo  porque,  por ejemplo, hemos tenido muchos compañeros rusos que han hablado sobre la difícil situación de su país. Antes de ese momento no nos dimos cuenta de cuál  era  el problema real, hasta que escuchamos y vimos a una persona rusa romper a llorar frente a nosotros sobre el tema de la guerra, aunque valió la pena el tiempo para tener la mente abierta y recibir el punto de vista de todos y conocer cada situación que sucede alrededor del mundo.

Aunque el transporte no ha sido el mejor, hemos tenido que coger muchos aviones, y hemos estado 24h volando de un sitio a otro. Pero el lado bueno de esto es que aprendimos a organizarnos en situaciones difíciles y agobiantes en aeropuertos.

Otra cosa que nos gustaría comentar es sobre la organización que ha hecho posible este viaje, todo salió muy bien, pero tenemos que decir que no estábamos muy seguros de todo el viaje, eso es porque teníamos que hacer todo muy rápido, ya que era una actividad de último minuto y eso provocaba que no pudiéramos tener el 100% de la información a tiempo. Aparte de eso todo estuvo bien, y gracias a la organización tuvimos nuestra mejor experiencia de todo el año.

Algunas cosas que nos ha encantado vivir son las noches culturales, hubo oportunidades de estar en la piel de otros países, de conocerlos un poco más de una manera divertida, degustamos comida tradicional, escuchamos música tradicional. Hemos bailado bailes tradicionales, y de todo eso nos lo llevaremos a casa, siempre recordaremos esas experiencias.

Una de las mejores cosas del intercambio son los amigos que serán para siempre. De hecho, lo  más difícil de esta experiencia fue despedirnos de todos, ya que viven muy lejos de nosotros. Todos hemos hablado de lo mucho que hemos conectado en tan solo una semana estando juntos y es  increíble  la cantidad de confianza y diversión que hemos tenido juntos, va a ser difícil olvidar todo eso, y de una cosa estamos seguros, se trata de que nos gustaría repetir esta experiencia con otras oportunidades, con otras personas y otros lugares, seguramente se lo recomendaremos a todas las personas que conocemos.