Luchando por el futuro y sostenibilidad del sector del trabajo juvenil en Europa

La FCV muy pronto presentará los resultados de la campaña europea por el reconocimiento del trabajo juvenil, realizada por la red internacional de entidades Inter Alia, con sede en Atenas, y compuesta por entidades de Grecia, Bulgaria, Chequia, Hungría, Portugal, Italia, Polonia, Reino Unido, Serbia, Alemania, Macedonia del Norte, Estonia, Turquía, Cataluña y Francia.

La campaña es el resultado de un proceso de investigación, debate e intercambio participativo que ha tenido lugar en los últimos 6 meses, en el marco de un proyecto de dos años de duración, en los que hemos acordado un documento que aspira a convertirse en una herramienta útil para el reconocimiento del trabajo de las entidades juveniles y del sector no lucrativo en Europa, después de identificar conjuntamente algunos de los aspectos a mejorar, tanto por parte de las propias entidades como de las instituciones comunitarias y de las agencias nacionales de cada uno los países miembros del programa, responsables de su gestión. El documento mencionará las acciones que hay que evitar, dado que ponen en riesgo la trayectoria y trabajo realizado por las entidades juveniles, e incluye una lista de recomendaciones y propuestas concretas para la mejora de un sector que puede trabajar en red y col · laborar mucho más, internamente, y con la administración y los diversos centros de información, formación y de creación de recursos que ofrecen diversos tipos de apoyo.

Las recomendaciones ayudarán a las autoridades a priorizar y realizar un uso más eficiente y responsable de unos recursos muy limitados, con el fin de lograr más y mejores resultados en cuanto a la promoción y reconocimiento del sector del trabajo juvenil. Las recomendaciones se hacen desde un análisis realista de las graves limitaciones actuales, por un lado, y del enorme potencial de un sector que lucha por defender los intereses de las personas jóvenes y que cuenta con unos conocimientos muy relevantes para ayudarles a ser más autónomos, por otro lado.

A raíz de la experiencia ganada por años trayectoria en el trabajo con jóvenes y en la promoción y organización de iniciativas y proyectos juveniles, con un impacto relevante en la vida y formación continuada de miles de personas jóvenes a prácticamente todos los rincones de la geografía europea, en un contexto tan complejo y complicado como el actual, las propuestas están muy ligadas a elementos que consideramos prioritarios, en primer lugar, para la supervivencia de muchas entidades y, en segundo lugar, para el fortalecimiento y aprovechamiento social de sus capacidades, que a pesar de contar con un cierto reconocimiento, por parte de la sociedad y de las propias instituciones comunitarias, no goza aún del reconocimiento ni de las instituciones públicas ni de la academia en algunos países de la Unión Europea.

Confiamos en que la campaña sirva para dar valor al trabajo de las entidades juveniles y para aprender, todos juntos, del análisis que hacen de las necesidades del colectivo joven, desde su trabajo y enfoque propio, ya sea la inclusión social, la investigación, la formación o la movilidad internacional.

Desde la red queremos llamar la atención del hecho de que más del 95% de la ayuda económica de los programas de acción comunitaria para jóvenes se hace mediante proyectos cuyo impacto es muy limitado en el tiempo, que el porcentaje de entidades que acceden a fondos comunitarios y que reciben el apoyo de las instituciones públicas s es ínfimo en relación al número de entidades existentes (y las mismas capacidades del sector), o bien que, en algunos países, las entidades de jóvenes y grupos informales de jóvenes han de entrar en competición con la administración pública y centros de enseñanza para recibir los fondos de los programas de acción comunitaria, lo que supone, en la práctica, el no poder acceder a los mismos.

Para más información sobre la red, puede consultar su sitio web.