¿Quién lo diría?

Me encuentro a mediados de la experiencia SVE y nunca hubiera dicho que me encontraría ahora en esta situación ya que me estoy planteando quedarme después de terminar el proyecto y buscar trabajo en cuanto a mis estudios. Me he adaptado muy bien y me gusta la vida aquí. La gente en general es muy amable y acogedora y especialmente, les gusta que gente de cultura española viva aquí, tenemos un carácter similar- creo. Así me siento, nunca te puedes sentir como en casa, pero sí suficientemente a gusto como para alargar una experiencia tan imprevisible.

El inglés, aunque lo tengo que mejorar muchísimo, ya no es un problema como era al inicio, para entender todo y poder expresarme. El accento de los irlandeses se entiende perfectamente y ellos se esfuerzan cuando ven que eres de fuera. Sin embargo, siempre es bueno hacer actividades y leer por tu cuenta para mejorar el máximo.

El clima es una de las dificultades, si no estás acostumbrada al frío y la lluvia, pero es cuestión de adaptarse y llevar siempre ropa de abrigo por si acaso. Además, los paisajes y en general, la cultura, es maravillosa.

El proyecto es motivante ya que me dan mucha libertad para incluir actividades de interés y siempre están abiertos a oír nuevas ideas y mejorar el sistema.

La gente con la que vivo hace que me sienta cómoda y nos hemos convertido en una «familia» en la que, como en todas las familias, surgen problemas pero nos esforzamos para solucionarlo y nos cuidamos entre todos. Creo que, en mi caso que vivo con tres chicas alemanas y un chico escocés, he influido bastante en tener un contacto más cercano y una filosofía menos cuadriculada y estructurada. Como también yo he aprendido muchísimo en cuanto a la gestión y previsión de las cosas.

Aún queda tiempo por delante y nunca se sabe que puede pasar, pero tengo la sensación de que me quedaré más tiempo del que esperaba en Irlanda o, al menos es lo que me gustaría.

Animaría a cualquier persona a vivir esta experiencia tan enriquecedora. Me despido con una de las fotos que más me gusta. Si algo nos encanta es VIAJAR!

Miriam