No es posible hablar de procesos de paz sin una perspectiva feminista

Movaneba es la capacidad de conservar un momento de paz en el interior, la capacidad de retener una sensación de bienestar de forma duradera. Y es que Georgia nos ha sorprendido y encandilado con sus singularidades, en sus palabras, tradiciones y paisajes. Pero sobre todo nos ha dado la oportunidad de formarnos en el campo del trabajo en proyectos para la construcción de paz, tanto comunitaria como personal.

La semana del 2 al 10 de julio tuvimos la oportunidad de nadar en el mar negro de Kobuleti, experimentar lluvias tropicales, descubrir ciudades futurísticas como Batumi, probar el Cha-Cha y hartarnos de queso con los Khachapuri. Pero sobre todo nos dio la posibilidad de discutir entre profesionales jóvenes de España, Polonia, Alemania, República Checa, Azerbaiyán y Georgia sobre los conflictos presentes en nuestros territorios.

Situaciones de discriminación que estaban sucediendo paralelamente al training dónde nos encontrábamos: pueblos proclamados LGTBI free en Polonia, discriminación económica en Alemania, matrimonios forzosos en Azerbaiyán, diferenciación racial en República Checa, acción de la iglesia ortodoxa en contra de la manifestación LGTBI en Georgia y la muerte de Samuel en España… Ciertamente también compartimos conflictos territoriales en todos y cada uno de los países representados, pero cual es el denominador común de todo este malestar?

La falta de respeto a los derechos humanos. Una perspectiva que queda ciega si no integramos una visión feminista en las situaciones de discriminación. Un gran reto por conseguir en territorios donde el feminismo es demonizado o se culpa de “la pérdida de valores tradicionales”. Es hora de plantearnos cuál es la lógica detrás de los valores preestablecidos, así como las dinámicas de poder que perpetúan. Como profesionales de programas y estudios de bienestar social y su repercusión en procesos de paz es imprescindible que nos pongamos las gafas rosas y las reclamemos a nuestros compañeros.

Un gran reto que iniciamos el próximo octubre con la segunda fase de la formación dónde vamos a diseñar proyectos de intervención a nivel local en nuestras comunidades.

¡Con muchas ganas de afrontar el reto!

Laia, Anna i Júlia!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies