¡Nunca esperé que me cambiara tanto la vida!

Mis primeras impresiones acerca del EVS son que te pueden cambiar la vida totalmente y cambiarte a ti como persona. En un momento de duda en mi vida sin saber que hacer exactamente tras finalizar mis estudios en ciencias del mar, encontré de casualidad por parte de mi primo, información sobre el EVS y no lo dude ni un momento y empecé a buscar un proyecto, y gracias a Fundación Catalunya Voluntària y en concreto gracias a Lorena, encontré este proyecto en Rumanía para hacer algo muy diferente  a lo que estaba acostumbrado. Sabía que iba a ser una gran experiencia personal y un reto y así ha sido. Y estoy encantado es una experiencia muy enriquecedora donde adquieres habilidades de todo tipo, entre las que yo mas valoro la mejora de mi inglés o el enriquecimiento por parte de otras culturas diferentes.

Convivo con gente de diferentes países de los que he aprendido muchas cosas y trabajamos ayudando a una organización realizando diferentes tareas como promover el EVS, trabajar con niños, dar clases de español, tanto a voluntarios como a cualquier persona interesada, y realizamos gran variedad de actividades de aprendizaje personal con los otros voluntarios.

Esta experiencia se la recomendaría a todo el mundo, a mi me ha ayudado personalmente y encuentras a gente increíble y haces amistades para siempre. Y no me olvido de la gran oportunidad que te da para viajar tanto durante el proyecto como estoy seguro, posteriormente.

Espero que mi experiencia anime a otros a realizar un EVS y les ayude.

Saludos,

David