Mis primeras impresiones de Barcelona

Los comienzos tienden a ser duros. ¡El mío definitivamente no lo es! Barcelona me impresionó desde el primer momento por su energía y la belleza tanto de los lugares de culto como de las calles perdidas. Encontré que deambular es un nuevo hobby mío, ya que no puedo resistirme a descubrir la impresionante arquitectura de la ciudad.

Desde el principio me gustó la energía y vitalidad de la cultura. Desde la mañana hasta la noche, las calles están llenas, las personas de cualquier edad parecen estar realmente persiguiendo su vida social y disfrutando de la compañía de los demás. ¡Sin mencionar a todos los perros amigables, bien cuidados y sin correa! Me he encontrado con mucha amabilidad y apertura, me desafío lingüísticamente, hago cosas creativas e interesantes como voluntaria y ¡estoy emocionada por todo lo que está por suceder en este año!