Mi experiencia SVE en Beja

Me llamo Marta, soy de Barcelona y tengo 29 años. Antes de comenzar la aventura en Portugal, estaba algo nerviosa, me preguntaba cómo sería el grupo, si encajaría en él y también tenía dudas respecto a si podría comprenderme con mis compañeros con mi nivel de inglés.

En cuanto al idioma tengo que decir que tuve la suerte de que el portugués se puede entender bastante bien y que allí muchas personas comprenden el español. Pero en cuanto a los participantes de otros países, fue una inmersión lingüística total y cada día que pasaba era más fácil comunicarme.

Entre los 8 voluntarios creamos un gran equipo. Es difícil explicar con palabras tres semanas de emociones, sentimientos, más positivos que negativos, actividades en la calle como cantar, bailar, hacer burbujas de jabón gigantes con los niños, preparar comida típica de nuestro país (tortilla de patatas y panallets), a la vez que maravillarte con los manjares preparados por los compañeros de otros países.

 

También, como no, no falto la fiesta con mucha diversión todos los días. Por esto y por mucho más recomiendo a todos los jóvenes a participar de actividades de Erasmus+, ya que realmente te cambian la vida, te abren la mente y te acercan a personas que piensan y sienten igual y diferente a ti, al mismo tiempo y esto es súper enriquecedor. Al volver a casa me he sentido diferente, cambiada y sobretodo con muchas ganas de emprender una nueva aventura.

Tan solo puedo decir: OBRIGADA PORTUGAL

Marta.