Mi experiencia SVE en Cascais, Portugal

Llegué en Cascais, Portugal, a mediados de julio de este verano y el tiempo hasta ahora ha pasado volando. Estoy involucrado en un EVS de 5 meses en Rota Jovem, una asociación juvenil, y también colaborando en la celebración de la Capital Europea de la Juventud que este año tiene lugar aquí.

Después de 3 meses, tengo claro que todo el mundo que pueda debería hacer un EVS. Es una iniciativa que da muchas facilidades para vivir una experiencia fuera y aprender nuevas culturas, nuevos idiomas, tener experiencias diferentes y enriquecedoras, conocer personas nuevas …

Mi proyecto, llamado «Youth Going Glocal», va destinado a difundir el concepto Glocal: una combinación entre global y local. El objetivo es tomar conciencia de que todas las acciones que hacemos a nivel local pueden y tienen una repercusión a nivel global. El tiempo que estamos en Rota Jovem lo dedicamos a colaborar en las actividades que realizan: eventos interculturales, seminarios … y producir materiales para nuestro blog, ya sea escribiendo artículos o produciendo vídeos.

Por parte de la Capital Europea de la Juventud tenemos la oportunidad de participar en los diferentes eventos que están organizando. Estos eventos son muy variados, por poner algunos ejemplos:

  • Realizar un viaje en tren con otros jóvenes de Cascais en el Norte de Portugal para promover la movilidad interna y la riqueza natural y cultural del país.
  • Colaborar en un proyecto comunitario que tenía como objetivo construir una halfpipe involucrando la juventud del barrio y constructores profesionales de la Academia dos patinsSe trata del Bairro da Cruz Vermelha en el distrito de Alcabideche, el cual tiene diversas problemáticas sociales.
  • Colaborar en la prueba deportiva de triatlón de media distancia, Ironman 70.3, que tenía lugar en Cascais por segundo año.

Una de las cosas que motiva más del EVS es la diversidad de experiencias que vivos. En estos meses además de estos proyectos he podido trabajar con infancia en riesgo de exclusión social, asistir a debates sobre juventud, trabajar en diferentes equipos, aprender a filmar y editar vídeos …

Especialmente recuerdo el On Arrival training, formación preparatoria para el EVS que realizamos hace dos semanas donde el objetivo era conocer mejor la cultura portuguesa y prepararnos para el resto del proyecto. Nos hemos examinado reunir 28 EVS de Portugal y 3 formadoras en el albergue juvenil del parque natural de Gerês situado en medio de la naturaleza, el pueblo más cercano estaba a 25 minutos andando. Era la primera vez que se realizaba en este entorno y la experiencia no puede ser más positiva, además de disfrutar de los paisajes que teníamos alrededor no  había más remedio que conocer la gente con la que compartimos y realmente funcionó para establecer relaciones duraderas más allá de esta semana.

El único pero que veo al proyecto es que quedan sólo 2 meses para terminar y todavía tengo la sensación de que esto está empezando, eso me motiva a aprovechar al máximo lo que queda y disfrutar los meses restantes.

Daniel