Una de las mejores experiencias de mi vida.

Barcelona, ​​Enero 2018

Ahora justo hará prácticamente 1 año que un amigo me habló sobre lo que era un EVS, era totalmente desconocido para mí, pero sin pensarlo demasiado me animé a ir a una reunión en la FCV, (Pensé… «Realmente no pierdes nada para escuchar, ves!»). Pues bien, dicho y hecho fui y sólo terminar la reunión tenía claro que era algo hecho a medida para mí, y lo más importante, llegaba en un momento de mi vida en el que podía hacerlo (ya que cierto es, que no siempre tienes esa disponibilidad, por las razones que sean).

Sin pensarlo demasiado, me tiré a la piscina, y sin darme cuenta, un mes después estaba en un avión de camino a Turquía.

Sé que todas las cosas que os diré ahora suenan a tópico, suenan a que me han obligado a escribirlo…

Pero no, este EVS ha sido probablemente una de las mejores experiencias de mi vida.

He mejorado mucho como persona, he mejorado mi nivel laboral, he mejorado mucho mi inglés, he conocido muchísimo gente interesante y tengo amigos por toda Europa, he viajado, e incluso he encontrado el amor…

¿Qué más puedo pedir? Pues lo único que me gustaría es que estas líneas sirvan para más gente indecisa como yo, y que puedan disfrutar de esta gran experiencia que ha cambiado por completo mi vida.

Evidentemente, también ha habido algún momento duro, añoranza a familia y amigos… Pero la balanza está totalmente decantada por el positivo, comparado con estas pequeñas cosas negativas.

Encuentra un proyecto con el que te sientas identificado y creas que puedes aportar y no pierdas el tiempo ¡tienes hasta los 30 años!

Muchas gracias a la FCV por brindarme esta oportunidad y muchos ánimos en esta gran tarea que hacéis.

¡Felices 10 años y por muchos más!

Alex.