¿Cómo la experiencia ESC puede enriquecer su perfil?

Si eres joven y dudas sobre si ser voluntario es una buena idea o no, te aseguro una cosa: ¡sí lo es! El voluntariado, por definición propia, es una acción que decides realizar sin que te paguen. Hay diferentes razones por las que las personas deciden ser voluntarias y diferentes tipos de ayuda que puedes ofrecer como voluntario/a. Si estás haciendo algo en tu tiempo libre, lo mejor sería elegir el tema que es importante para ti, acorde con tus valores.

Me ofrecí como voluntaria muchas veces en mi vida, generalmente porque estaba interesada en el área o actividad de una organización en particular. E incluso si, en ese momento, el voluntariado parecía no tener sentido, realmente cada una de esas experiencias influyó en mi vida y también en mi futura trayectoria profesional.

En primer lugar, siempre me ha interesado la música y la tecnología de audio. Desafortunadamente, en casi todo el mundo, comenzar a trabajar en este campo es todo un desafío. Cuando estaba estudiando hice diferentes tipos de voluntariado relacionados con este campo, como ayudar en festivales de música o ser voluntaria en la radio estudiantil. Aunque nada de esto fue pagado, estaba muy feliz de participar porque, en ese momento, tan solo tenía curiosidad y quería aprender. ¿Y sabes qué? ¡He aprendido! Cada una de esas experiencias me dio algún tipo de idea o conocimiento muy particular sobre la industria musical. Unos años más tarde, cuando me estaba graduando y buscando trabajo, estoy bastante segura de que esas experiencias de voluntariado fueron uno de los argumentos para contratarme.

Recuerdo también un momento en el que me asombró la idea de ir al proyecto del Cuerpo Europeo de Solidaridad. Antes de venir aquí, a Barcelona, fui mentora de voluntarios en Cracovia. Ser voluntaria para mí fue como ir a otro planeta. Estaba tan interesada en conocer gente de  otros países extranjeros, hablar inglés, conocer nuevas culturas. Fue una experiencia increíble ser voluntaria ¿y sabes qué? Los mejores recuerdos, momentos y amistades (o incluso romances) que tuve fueron gracias al voluntariado. Es más, mi inglés no es perfecto, ¡pero creo que la razón por la que puedo hablar con más o menos fluidez es el voluntariado!. Aun hay más: creo que el 70% de lo que sé sobre diferentes culturas y personas no se debe a la escuela, sino gracias al voluntariado.

Iwona Wierzbanowska