¡Deja que la vida te sorprenda!

Labukas!!! Mi nombre es Rita y actualmente estoy realizando un Servicio Voluntario Europeo en Kaunas, Lituania.

Trabajo como voluntaria en el centro Mes Kitokie (somos diferentes), un centro para niños con necesidades especiales. La gran mayoría de los niños y niñas del centro están diagnosticados de TEA, pero también trabajamos con niños que provienen de entornos desfavorables. Mis tareas son ayudar en la guardería y hacerme cargo de las actividades artísticas, también ayudo en las actividades de arte terapia.

Aunque al principio fue un poco difícil adaptarme y entender cómo funcionaba el centro, con tiempo y paciencia he creado vínculos con los niños y niñas del centro, ¡siempre me alegra el día llegar al centro y que me reciban con una abrazo! Y aunque no hablamos el mismo idioma, a través de mímica, dibujos y google traductor nos entendemos bastante bien.

Pero el SVE va mucho más allá del proyecto en el que se trabaja, el SVE es un camino personal que enriquece y ayuda a madurar.

Al principio, pensaba que todo sería muy sencillo y me creía preparada para todo lo que viniera, pero no puedes estar más preparado para una experiencia como ésta, no hasta que no la vives en carne propia. Por eso animo a todos a decidirse y lanzarse, a vivir esta experiencia y estar abierto para recibir todo tipo de sorpresas.

Llegas a un país extranjero, muy diferente y con gente muy diferente. Llegas a una casa y allí convivirás durante casi un año con gente que de entrada no conoces pero que pueden, como en mi caso, llegar a ser como una familia.

Para mí, una de las partes más importantes de esta experiencia, por no decir la más importante, es la gente que estoy conociendo y las conexiones que estoy creando. Si no fuera por mis compañeros de casa: Paulina, Nina y Dorin, y mi amigo Álvaro, mi estancia en Lituania sería mucho más gris y triste. He tenido la inmensa suerte de vivir en una casa con gente que a pesar de ser muy diferentes, son a la vez muy parecidas a mí.

A lo largo de estos cuatro meses he vivido experiencias emocionalmente muy intensas, que gracias a ellos han sido más fáciles de superar. Pasamos muchas horas en la cocina, charlando, comiendo y bebiendo, y una vez al mes hacemos una noche temática, cocinamos juntos y pasamos la noche juntos escuchando música, cantando y riendo. Estas noches son mis favoritas y son también las que nos unen cada vez más y más.

También he vivido mis primeras experiencias con la nieve! He hecho mi primer muñeco de nieve pero la parte más divertida es cuando hacemos guerras de bolas de nieve en la azotea de su casa. Aunque tengo que decir que a veces es difícil vivir en estas condiciones, me he caído ya tres veces por la calle, ¡pero me estoy convirtiendo en una experta del frío y la nieve!

Personalmente, creo que durante este SVE crearé vínculos intensos que irán mucho más allá de estos meses que estaré viviendo aquí, estoy segura que después de esta experiencia contaré con grandes amigos en diferentes partes de Europa.

Otra parte importante de esta experiencia es viajar. Me encanta viajar y conocer otros lugares, uno de mis sueños es viajar por todo el mundo. Y el SVE es una gran oportunidad para explorar los países vecinos del lugar donde vives. Hasta ahora, con mi compañera de casa, pero también de viaje y experiencias, Paulina, he viajado a Riga y a Varsovia, ¡pero todavía tenemos muchos más planes y muchas más destinos por descubrir!

Si estás leyendo esto es que seguramente te estás planteando hacer un SVE o simplemente sientes curiosidad. Así que mi recomendación es que no pierdas el tiempo, si tienes la oportunidad hazlo, vive esta experiencia. No importa el lugar donde vayas, simplemente elige un proyecto donde creas que puedes crecer a nivel personal y déjate sorprender por la gente que conocerás y las experiencias que vivirás. Tus expectativas nunca serán suficientes, deja que la vida te de sorpresas.

No temas, estoy segura de que sea como sea la experiencia, será una gran oportunidad para crecer, madurar, y saber un poco mejor quién eres. Y sobre todo, aprovecha el tiempo y sé consciente de que una de las partes más importantes de tu experiencia será la gente que conocerás y el impacto que éstas tendrán en tu vida.

Rita.

Los proyectos SVE estan subvencionados por el programa Erasmus+ de Comisión Europea.