Creatividad a la vera del Mediterráneo

Gracias a la Fundación Cataluña Voluntaria, Adriana, Laia, Pau, Pol y Yury hemos tenido la oportunidad de viajar a Grecia, por la zona de Salónica, específicamente en el pueblo de Stratoni. Ha sido un proyecto de Intercambio Juvenil basado en el desarrollo de herramientas de comunicación y media. 

El grupo catalán llegó al pueblo cansado de un día de trote viajero y escalas de avión teniendo en cuenta que también aprovechamos para visitar Vienna con nuestra mochila y las dos f: fe y fotos donde hicimos una visita suficiente completa por el poco tiempo del que . Aun así un golpe en el pueblo y después de cenar no pudimos resistir la tentación de nadar en la playa griega, para deshacernos del peso del día, empezando así a establecer un vínculo de confianza entre nosotros sin ser demasiado conscientes.

Durante los próximos días darían a lugar una serie de actividades de conocimiento entre la totalidad de los grupos nacionales, Turquía, Grecia, Norte-Macedonia, Croacia, Lituania, Italia y España, nosotros, de tal manera que pronto generáramos un ambiente de trabajo agradable.

Tuvimos la oportunidad de conocer elementos de periodismo por parte de unos profesionales, y otras disciplinas que los voluntarios nos impartieron, así como, radio, fotografía, montaje de video, diseño gráfico y un workshop dedicado en las redes sociales.

Aparte de estos conocimientos teóricos, aprendimos también a través de respirar el ambiente y haciendo vida en el pueblo como vivían y del hablado Tzatziki, el queso Griego y sus olivas gordas, entre otros cosas, aun así concordamos que de todo el viaje no destacaríamos los menús como un rasgo positivo, y tanto así como aprender otras culturas, costumbres y maneras de vivir de los otros compañeros del intercambio. 

Hacia la conclusión del proyecto teníamos que preparar el videoclip de una canción por cada país como un tipo de Eurovisión bajo el nombre de “Divavision”, gracias a las herramientas de montaje de video de en Pau y la gracia de nuestro equipo conseguimos salir ganadores del concurso de votación popular, demostrando así que nuestro equipo robó el coro del resto de participantes.

Sentimos mucha gratitud de haber formado parte de este proyecto hacia la Fundación, a la organizadora griega Claire, a Elena por las gestiones, al equipo del voluntariado español que todavía sigue en el pueblo que fueron una gran mano de ayuda y en general al equipo catalán por las vivencias.