Una aventura llena de emociones, retos, caras nuevas, nuevos sitios…

Servus a todos, soy Silvia. Wiegeht es dir? Ichbinsehrgut.

Antes de empezar a explicar mi aventura, me gustaría aclarar que soy de Barcelona y tengo 23 años. Siempre he vivido en Barna. Y no tenía pensado salir de allí, ya que toda mi vida ronda por tierras catalanas: familia, amigos…

Pero cuando acabé la carrera me planteé buscar algún proyecto/trabajo en el extranjero. Al principio no era más que una idea, pero después fue tomando forma. Pasé horas y horas buscando qué podía hacer. Hasta que descubrí EVS. 

A partir de aquí encontré la Fundació Catalunya Voluntària, que me ayudó muchísimo (Gracias, equipo de la Fundació Catalunya Voluntària!). Al principio buscaba proyectos de habla inglesa (mi idea era mejorar mi nivel de inglés).

No encontraba ninguno que me llamase la atención; así que empecé a buscar proyectos en cualquier parte de Europa con la finalidad de escoger el que más me gustase. Total, que acabé escogiendo un proyecto (desde donde escribo esto) en Austria. No se ajustaba a los criterios iniciales (país de habla inglesa), pero el proyecto me interesaba muchísimo:

Trabajar en una escuela Montessori (en un pueblo llamado Saalfelden). Me motivaba mucho esta idea, ya que tenía relación con lo que había estudiado (Educación Primaria) y, además, me abría puertas a conocer en profundidad esta metodología alternativa.

Lo primero que pensé cuando me aceptaron en el proyecto fue: “Uy, que ahora esto va en serio…”, “uy… que me voy a un país de habla germana y no entiendo ni una pizca de alemán”, “uy… me estafarán”, “uy… Me han dicho que los alemanes-austríacos son muy fríos…”, “uy… Estaré en un pueblo pequeño y me aburriré”, “uy… Espero hacer amigos”, “uy, estaré lejos de mi familia y amigos (los echaré demasiado de menos)”, “uy… Espero que me guste”, “Uy… son 10 meses, espero aguantar allí”, etc. Las típicas preguntas que te haces cuando nunca has salido de casa y empiezas algo nuevo.

Pero ahora me paro a pensar, y realmente estoy muy contenta de la decisión que tomé, de haberme arriesgado, de haber tenido el valor de dejar mis miedos a un lado y meterme en esta aventura. Una aventura llena de emociones, retos, caras nuevas, nuevos sitios, nuevas búsquedas, nuevas experiencias y aprendizajes, tanto a nivel profesional como a nivel personal y espiritual. Estoy contenta incluso por las dificultades que me he encontrado por el camino, porque me han hecho crecer, madurar y encarar la vida tal y como es.

En esta vida, es muy importante aprender a disfrutar de cada momento, y vivirlo con intensidad.

YOLO (YouOnly Live Once).

Así que, si quieres mi consejo, ARRIÉSGATE!

Como último consejo de cara a escoger tu ESC, entender que el destino/país no es tan importante, sino que lo que hagas sea lo que te gusta, con pasión y actitud (siendo tú mismo/a).

Tschüss! Goodbye! Adiós! Adéu!

PD: aunque fui a un país de habla alemana, estoy mejorando un montón mi inglés, ya que no se alemán, y es la única manera que tengo de comunicarme, jajaja. Pero también estoy aprendiendo alemán.

Silvia Pallàs